// blog

09/07/16 0 La Historia de La Naranja


La Naranja es una fruta con historia propia con más de 20 millones de años de antigüedad de los primeros cítricos: desde su orígenes en el sudeste asiático, pasando por la mitología griega y su propagación de oriente a occidente. Las primeras variedades de cítricos poco tenían en común con la naranja dulce que conocemos hoy en día.

image

En la mitología se habla del árbol de las manzanas de oro que según se dice se refería a las naranjas, consideradas como una valiosa fruta. Tan valiosa se consideraba esta fruta que Gea le regalo a Juno el Jardín de las Hespérides como regalo de boda. Este jardín se sitúa en el monte Atlas, que estaba poblado de naranjos.

Desde hace miles de años, en el Sur de China se llevaba a cabo el cultivo del naranjo y posteriormente se expandió por todo el Sudeste asiático. La Ruta de seda fue la causante de la propagación del naranjo por todo Oriente. Fueron los árabes quienes a través del sur de España introdujeron la naranja en toda Europa. Se dice que este cítrico era cultivado por pueblos primitivos desde épocas remotas y la apariencia de la fruta y sus flores cautivaron a los viajeros que las llevaron a otras regiones. La naranja, en nuestro país, fue utilizada en un principio con fines decorativos debido a su sabor amargo pero más tarde se consiguieron variedades más dulces que los árabes denominaron naranche que deriva de arangus que es como la llamaban los persas.

Fue en Bahía, Brasil donde se originó una naranja dulce y jugosa, la naranja con ombligo o Navel Washington, que fue llevada a California convirtiéndose en la reina de las naranjas. El afianzamiento durante los últimos siglos de la naranja en nuestro país ha situado la Comunidad Valenciana a la cabeza en la producción de naranjas gracias a su alta calidad. Fue en Carcaixent, a finales del siglo XVIII, donde un sacerdote aficionado a la jardinería consiguió, mediante injertos, el primer naranjo de fruta comestible.

Origen de los agrios

Las naranjas tal como las conocemos hoy en día, forman parte de un grupo de plantas de larga historia. A este grupo de plantas pertenecen tanto el naranjo dulce como el amargo, el limonero, el mandarino, el pomelo, el kumquat…, y todas ellas son descendientes de la familia de las Rutáceas.

El origen de los agrios (nombre que reciben estas especies en España) parece situarse en las regiones tropicales y subtropicales de Asia y archipiélago malayo, extendiéndose su hábitat nativo, según W.T.Swingle, desde el nordeste de la India y centro norte de China, en el Norte, hasta Nueva Guinea, archipiélago Bismarck, nordeste de Australia y Nueva Caledonia, en el Sur.

Propagación del cultivo

Como muchos cultivos la historia de los agrios se encuentra íntimamente ligada a los grandes acontecimientos históricos, y su importancia reflejada por los historiadores y escritores de la época.

El cidro es el primer agrio que conocieron los europeos (Citrus medica Linn)

• (año 4000 a . de a.C.) En las ruinas de Nippur en el sur de Babilonia, se encontraron semillas que según Frimmel, eran de cidro. El cidro es el primer agrio que conocieron los europeos.

• (1501- 1447 a . de a.C.) El cidro fue llevado por el faraón Tutmosis III, que lo encontró en sus campañas por Asia, a Egipto, y luego pasó a China.

• (310 a . de a.C.) Teofrasto, es el primer escritor griego que lo menciona en su Tratado sobre las plantas . El cidro es introducido en Grecia en aquella época, gracias a que los ejércitos de Alejandro Magno encuentran el cidro en Media y los botánicos que lo acompañan lo denominan manzano de Media.

• Entre los escritores latinos el primero en describir el cidro fue Virgilio (Geórgicas, II, 126-135); posteriormente, Dioscórides de Cilicia y Plinio en su Historia Natural se refieren a él, pero en esta época los romanos lo consideraban como fruto exótico.

• Su introducción en Italia se atribuye a Paladio, en dónde se empieza a cultivar con éxito, y se empieza a propagar su cultivo por toda la Península.

• Desde Italia se propaga el cultivo del cidro al sur de Francia y a España; San Isidoro de Sevilla, en sus Etimologías (lib. XVII,cap. VII,8), se refiere a él dándole el nombre de arbor medica.

• Mucho más tarde, hacia el siglo XV, se extiende a partes más frías de Europa, cultivándose en invernaderos.

El éxito del cultivo del cidro radicaba en los variados usos que tenía en la época, como antídoto y para preservar la ropa de la polilla (310 a . de a.C., Teofrasto), como alimento en fresco (90 d. de d.C., Plutarco) y más tarde al descubrir un procedimiento para confitar la piel de la cidra, el uso de ésta desplazó casi completamente al de la piel fresca.

El naranjo amargo y el limonero son los agrios que cronológicamente siguen al cidro en su aparición en Europa, a la que llegan unos doce siglos más tarde.

El origen del naranjo amargo parece ser las regiones orientales de la India Etimológicamente , la palabra “naranja” procede del árabe “naranch”, y ésta del persa “narang”.

• (922 d. de d.C.) Los árabes encuentran el naranjo amargo en la India y lo plantan en Arabia, de dónde pasa a Basora, Irak, Siria, Palestina y Egipto.

• (XI) Se introduce en el norte de África, Sicilia, Cerdeña y España.

• (1193-1280) La primera descripción del naranjo amargo parece ser la de Alberto Magno en su obra Liber de vegetalibus , en la que le da el nombre de “arangus”.

El origen del limonero es un completo misterio, ya que no se encuentra en China sino como planta introducida recientemente, y es raro en la India.

• (1175 d.C.) La primera referencia a esta planta en la literatura china es la de Fan Cheng-ta , a quien en su Kwei hai yü heng chi , describe el “li-mung” como del tamaño de una ciruela grande, que a veces recuerda a una naranja pequeña, pero más ácida

• (1178 d.C.) en la obra Ling wai tai ta , escrita por Chou Ku-fei., se realiza ya una descripción más completa

• (XII) Parece ser que el limonero se introdujo en China, procedente del Sur, durante la dinastía SungI, en lo que hoy es provincia de Kwangtung.

• (1171-1193 d.C.), La primera descripción detallada del limón en la literatura árabe es la de Ibn Jamiya, médico de la corte del sultán Salah ed-Din el Saladito de la literatura cristiana de las Cruzadas.

• (1000-1200 d.C.) Los árabes traen el limonero a Europa, siguiendo el mismo camino que el naranjo amargo.

No se sabe con seguridad cuál es la patria del naranjo dulce , creyéndose que sea China meridional, Cochinchina, Birmania y regiones de la India al sur del Himalaya. Se sabe que el naranjo dulce ha sido cultivado en China durante siglos, alcanzando este cultivo en aquel país un gran desarrollo y perfección antes de que fuera conocido en Europa.

• (2205- 2197 a .C.) La referencia más antigua que se conoce se encuentra en un libro titulado Yu Kung , dedicado al emperador Ta Yu.

• (1178) La obra más antigua dedicada al cultivo de los agrios es la titulada Chü lu , escrita por Han Yen-chih en Wenchou en; obra completísima, según la cual, aunque el cultivo de los agrios era conocido en China desde épocas remotas, fue por entonces cuando la naranja adquirió importancia comercial, describe 27 variedades, entre ellas las naranjas dulce y amarga, mandarinas, cidras, kumquats, triofoliata, etc., refiriéndose incluso a variedades de naranja dulce sin huesos; describe prácticas culturales, injerto, poda, estercoladura, tratamientos de plagas, recolección del fruto y usos diversos de los mismos.

• El camino seguido por el naranjo dulce para entrar a Europa es un misterio. A comienzos del siglo XVI hay referencias de que el naranjo dulce ya está establecido en Europa y que ha alcanzado importancia comercial en el sur, pero no se han encontrado referencias entre los siglos X y XV .

Hay algunos autores que atribuyen la importación del naranjo dulce a los portugueses (descubrimiento del cabo de Buena Esperanza). Otros atribuyen su llegada a Europa a través de las rutas comerciales que sostenía Génova con el Próximo Oriente, probablemente a principios del siglo XV.

El limero y el shaddock llegan a Europa siguiendo el mismo camino y a la vez que el naranjo y el limonero, aunque se encuentran menos referencias, debido, sin duda, al menor uso que se hacía de estos frutos.

El mandarino , originario de China y Cochinchina, se extendió ampliamente en China y Japón, países en los que es conocido desde muy antiguo, existiendo abundantes referencias del mismo tanto en la literatura china como en la japonesa; parece ser que el mandarino fue introducido en Japón a la vez que el naranjo amargo y el limonero eran introducidos en Europa.

Según H.J.Webber, el mandarino fue introducido en Europa en 1805 por sir Abraham Hume, que introduzco dos variedades de Cantón, en Inglaterra, empezando a ser cultivado en los países mediterráneos más tarde.

En cambio según Risso, llega a Europa hacia el año 1828, cultivándose en Palermo y alrededores de Génova desde 1849 o 1850.

En el Nuevo Mundo

Establecidos los agrios en Europa, su transporte y propagación en el Nuevo Mundo corre a cargo de los portugueses y españoles.

• (1493) Según fray Bartolomé de las Casas, Colón en su segundo viaje a América, llevó, entre otras cosas, semillas de naranjas, limones y cidras que debieron ser sembradas en los establecimientos de La Española y La Isabela

• (1518) Hay referencias escritas del cultivo de los agrios en la América continental, Memorias de Bernal Díaz del Castillo.

• (XVI) A mediados de éste siglo los agrios se habían extendido por todas las Antillas y territorios de Centroamérica.

Propagación en España

Una vez introducidas en España diferentes especies de agrios como el cidro, limonero, el naranjo amargo y limero, éstos son utilizados como ornamentales por lo árabes, plantándose en calles, jardines y patios de mezquitas. Fue en Andalucía donde el cultivo de los agrios alcanzó su mayor intensidad, extendiéndose desde allí hacia Murcia y Valencia.

La importancia y el desarrollo del cultivo de los agrios se ve reflejada en las obras escritas de la época:

• (segunda mitad del siglo XII) Abuzacaría Abenalawan, árabe sevillano, escribe Quitab el Fellaha (Libro de Agricultura), en la que se trata extensamente del cultivo del naranjo, limonero, cidro y otros agrios, refiriéndose a ellos como plantas bien conocidas. En otra obra del mismo autor, titulada Calendario rural del árabe sevillano Abenalawan, para Andalucía y en particular para Sevilla , señala las operaciones que hay que efectuar en cada mes y en los diferentes cultivos entre ellos el del naranjo.

• (1197-1248) El árabe malagueño Abenalbéitar escribió varias obras sobre Botánica y Medicina, en las que también se ocupa del naranjo y limonero, desde los puntos de vista agrícola y médico.

• (1363) Francesc Eiximenis, en su Regiment de la cosa pública , refiere cómo se cultivaban en Valencia “teronges”,”llimons”,”llimes” y “oranges”, entre otras especies frutales.

• (1525-1528) Andrés Navagero, embajador de la República de Venecia, en la relación de su viaje por España, dice, refiriéndose a los alrededores de Sevilla: “ Hay también abundantes jardines, entre los que destaca uno, llamado Huerta del Rey, que pertenece al marqués de Tarifa, y en el que, a más de un gran palacio y un bellísimo estanque, hay tal naranjal que se obtienen grandísimos beneficios de sus frutos. Yo he visto en este jardín, y en otros jardines de Sevilla, naranjos tan altos como los nogales en Italia”; más adelante, y al describir la Alhambra de Granada, refiere la existencia de algunos naranjos. En una carta del citado embajador a Juan Bautista Ramusio, fechada en Sevilla a 12 de mayote 1526, hace alusión a un envío de naranjas dulces.

De estas citas puede deducirse que a principio del siglo XVI el naranjo dulce no sólo era perfectamente conocido en España, sino que era objeto de cultivo y explotación comercial, al menos en Sevilla, aunque esta explotación era probablemente de carácter limitado y comarcal.

Otras obras de importancia en la historia de estos cultivos:

• Tratado de Agricultura , publicado en Alcalá de Henares en 1513 por Gabriel Alonso de Herrera, dedica un capítulo a los naranjos, cidros y limoneros, en el que, entre otras cosas, da normas para la transformación de la naranja agria en dulce. Esta es la primera obra que trata el naranjo dulce desde el punto de vista agronómico

• De malis citri, Aurantii et Limoniis , publicada en Amberes en 1551 por Nicolás Monardes.

• Rariorun aliquot stirpium per Hispanias observatarulm de Carlos Clusio, (Amberes 1576), es una historia en la que se describe con exactitud las variedades de naranjos conocidas en la época.

• Primera parte de la Década primera de la historia de Valencia , impresa en Valencia en 1610, en ella, Gaspar Escolano se refiere a los agrios entre las producciones vegetales del reino y describe variedades de naranjos dulces y agrios, cidros y limoneros.

• José Antonio Valcárcel, en su Agricultura general, publicada en Valencia (1765-1795), trata del naranjo.

• Cecilio García de la Leña publicó en Málaga, en 1789, un libro titulado Sobre algunas producciones del reino vegetable, o de las plantas medicinales, silvestres y hortenses más particulares que se encuentran en Málaga y su distrito, en el que dice lo extendido que estaba ya el cultivo del naranjo y las diferentes variedades del mismo que se conocían.

No es hasta finales del siglo XVIII, cuando se inicia el desarrollo del cultivo del naranjo dulce en el reino de Valencia. Se dice que fue un cura de Carcagente, don Vicente Monzó Vidal, el que decidió ensayar con el cultivo del naranjo dulce, animados los agricultores por los resultados obtenidos se extendió el cultivo en Carcagente y zonas limítrofes, creándose así la riqueza naranjera de la zona de la Ribera.

Por lo que se refiere a la provincia de Castellón, la primera referencia sobre el naranjo dulce la da el farmacéutico don José Jiménez, quien, en su tratado de plantas inédito, que concluyó en 1789, describe una variedad de naranjo agrio, tres de dulce, dos de limonero y una de cidro; da a conocer las propiedades medicinales de las frutas y otros usos, pero nada dice sobre la importancia comercial de estos cultivos.

Sin lugar a dudas una de las grandes obras de la agricultura española es Observaciones sobre la Historia Natura , Geografía, Agricultura, población y frutos del reino de Valencia escrita por Antonio José de Cavanilles. En 1791 Antonio José de Cavanilles es nombrado por el rey para que recorra España y examine los vegetales que en ella se desarrollan. En esta obra se describen ampliamente de la riqueza de los naranjales de Orihuela, dando un estado de la población, frutos de la huerta, gastos y productos del cultivo del naranjo. También relata el estado próspero de los naranjales de Alcira y Carcagente, pero nada dice Cavanilles en su obra sobre el cultivo del naranjo en la provincia de Castellón.

Animados los agricultores por los magníficos resultados obtenidos en Alcira y Carcagente, pronto siguen su ejemplo Játiva, Manuel, Puebla Larga, Alginet, Catarrosa, Albuixech, Gandia, Sagunto, etc.

• (1809) Don Simón de Rojas Clemente escribe en 1809 una obra titulada Sucinta idea de los naranjos y limones observados en Andalucía, y además sus adiciones al tratado de Agricultura, de Herrera, dando datos sobre el cultivo de los agrios y refiriéndose a las ya extensas plantaciones existentes en España.

• (1788) Aparecen los primeros documentos oficiales conocidos en relación con la exportación de la naranja en España, son las disposiciones dictadas por las autoridades de Sóller (Mallorca) para regular la compraventa y embarque de la naranja con destino a los puertos del sur de Francia.

• (1825-1830) Empieza a cultivarse el naranjo en la provincia de Castellón, se plantan los primeros huertos de naranjo en Villarreal y poco después en Burriana y Almazora; al producirse naranja en cantidad en este primer núcleo de la provincia de Castellón no tardaron en presentarse en las playas de dichos pueblos pequeñas embarcaciones de Cataluña y Mallorca para cargar el fruto a granel y transportarlo por cuenta de los patronos a los puertos de Tarragona, Barcelona y sur de Francia.

• (1834-1840) La guerra civil que se produjo durante estos años paralizo el ritmo de plantación, pero a partir de 1845 se planta cada vez más, extendiéndose el cultivo a lo largo de la costa, tanto hacia el Norte como hacia el Sur, hasta enlazar en los naranjales de Sagunto.

• (1850) Se inicia la exportación al Reino Unido; el primer envío lo constituyeron 50 cajas de naranjas consignadas a la casa Dan Rogers de Liverpool. El envío lo realizó don Francisco Sagistrá Coll por iniciativa de su amigo Aguirre Mative, quien patrocinó con entusiasmo la sugerencia de los hermanos franceses Fournier; al obtener un buen resultado económico esta primera expedición se repitieron los envíos con beneficios análogos.

• (1867) Se reseña que los jabeques de la flota de Sóller transportaban 210 cargamentos de naranja, con un peso de 7350 toneladas y un valor de 875000 pesetas oro.

Una vez se establece el comercio exterior con Reino Unido y Francia, se van abriendo nuevos mercados de manera , revalorizándose la fruta y propiciando la creación de nuevos huertos.

  • (1856) José Polo introduce el cultivo del mandarino en Villarreal.

  • (1860-1870) En este decenio se produce la extensión del cultivo de los cítricos en Castellón, transformándose en huertos muchos marjales, así como tierras hasta entonces se dedicaban al cultivo del trigo y cáñamo.

  • (1850-1914) Durante estos años se extiende el período de gran auge del cultivo de los agrios, gracias a:

  • La industrialización, al elevarse el nivel de vida de los países consumidores, la fruta cada día encuentra nuevos mercados y los antiguos incrementan su consumo;

  • El librecambismo imperante no ponía trabas al comercio.

  • Los medios de transporte ,al perfeccionarse y hacerse más rápidos, permiten alcanzar mercados más lejanos y llegar antes, y, por tanto, en mejores condiciones a los antiguos.
    Como consecuencia se extiende la producción y se cultivan variedades más selectas, pero de peores condiciones de embarque, que la mayor rapidez y perfección de los transportes hacen posible lleguen en buen estado al consumidor.

  • (1914) La primera guerra mundial obligó, por múltiples causas, a restringir el consumo de agrios en los países beligerantes, lo que provocó una baja en el precio del fruto, hecho que unido al incremento de los gastos de producción, creó una crisis gravísima, y, como consecuencia, un descenso en la cuantía de la producción.

  • Terminada la guerra se recupera poco a poco la producción, hasta que logra alcanzar, y aun rebasar, su antiguo nivel, pero a consecuencia de la crisis económica de 1929-1930 vuelve a detenerse la expansión del cultivo. La política de contingentes de los países consumidores no logró limitar el volumen de exportación, pero sí afectó a los precios.

  • (1936-1939) La guerra civil española provoca una grave crisis, en la que se llega casi al abandono del cultivo, crisis que se agrava enormemente con la subsiguiente guerra mundial.

Tras un amplio periodo de recuperación tanto de la producción como de la exportación, así como una importantísima labor de investigación acerca del cultivo, llegamos a nuestros días en los que el sector se presenta en crisis.

Esta crisis es debida a ciertos factores como pueden ser, la estructura de las explotaciones, y la concentración de la producción, debida a que numerosos agricultores plantan variedades tempranas, que son las que mejor se pagan, saturando así el mercado que es incapaz de absorber tanta producción, por tanto el precio en origen desciende notablemente.

Tomado de Naranjas Che

0 Comentarios0 Comentarios

DEJA UN COMENTARIO

El blog de Tu Naranja

Este es el blog de tunaranja.co en el encontrarás todo tipo de artículos relacionados con agricultura, el campo y como llevar un estilo de vida sano a través del consumo de frutas orgánicas

Articulos Recientes

Articulos por categoria